Fibras textiles hechas de dióxido de carbono

Ciudad de México, 22-07-19 — Diversas compañías han puesto en marcha programas para eliminar las sustancias peligrosasi y gestionar eficientemente la producción de consumibles, a fin de disminuir energía, agua y petróleo, emitir menor cantidad de dióxido de carbono y elevar el volumen de productos que pueden reciclarse, avanzando en el concepto de economía circularii.

Ante esta necesidad, existe un proyecto de investigación sobre fibras textiles elásticas elaboradas a base de CO2 que reemplazan de manera parcial el petróleo como materia prima, el cual corre a cargo de Covestro y la Universidad RWTH de Aquisgrán en Alemania.

Como parte de la iniciativa Carbon for Productivity y alineados con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Covestro realizó el compromiso de explorar nuevas posibilidades para el carbono; tratando de romper paradigmas para considerarlo no solo como un desecho o contaminante, sino como una materia prima útil.

Tales fibras elásticas se encuentran hechas con un componente químico que está compuesto parcialmente por CO2 en lugar de petróleo. Dicho precursor, llamado cardyon®, ya se utiliza en la producción de espuma de poliuretano que se usa para fabricar colchones, pisos deportivos, y ahora será aplicado en la industria textil.

Muchas de las innovaciones que Covestro tiene en puerta son desarrolladas con y para sus clientes, con la intención de contribuir y fortalecer una economía circular con una mayor eficiencia de recursos. El objetivo de este enfoque es reutilizar o reciclar los materiales empleados en toda la cadena de valor, sin sacrificar la calidad, minimizando el desperdicio y las emisiones, tanto como sea posible.

Proceso de producción sustentable

Las fibras de poliuretano termoplástico (TPU) elaborado a base de CO2, conlleva una técnica llamada “torneado en estado de fusión”, en el que el TPU se funde presionado en hilos muy finos, y finalmente se procesa en un hilo de fibras innumerables.

El desarrollo del método para producir dichas fibras ha sido financiado por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), y ahora se optimizará como parte del proyecto “CO2Tex”, que será patrocinado por el Ministerio Federal Alemán de Educación e Investigación (BMBF) y permitirá la producción industrial en el futuro.

“CO2Tex” es parte de “BioTex Future”, una iniciativa de la Universidad RWTH de Aquisgrán en Alemania. El nuevo método químico hará posible que el dióxido de carbono se incorpore en el material base, el cual también tiene una menor huella de carbono que las fibras elásticas tradicionales.

Actualmente, compañías pioneras de los sectores de la ingeniería textil y médica ya probaron las fibras hechas a base de CO2 y las han procesado en hilos, calcetines, tubos de compresión y bandas. La intención de lanzar estos productos al mercado es reducir el impacto ambiental del sector textil y de la confección, y de esta forma ganar terreno en el concepto de economía circular y producción responsable, y de este modo contribuir a hacer del mundo un lugar mejor.

Acerca de Covestro:

Con una facturación de 14,600 millones de euros en 2018, Covestro se sitúa entre las mayores empresas de polímeros del mundo. Su actividad empresarial se concentra en la fabricación de polímeros de alto rendimiento y en el desarrollo de soluciones innovadoras para productos pertenecientes a muchos ámbitos de la vida diaria. Los principales segmentos a los que atiende la empresa son la industria automotriz, la de procesamiento de madera y fabricación de muebles, el sector de la construcción y el ramo de la electricidad y la electrónica, seguidos del ámbito del deporte y el tiempo libre, la industria de productos cosméticos, el ramo de la salud y la misma industria química. Covestro fabrica sus productos en unos 30 centros repartidos por todo el mundo y a finales de 2018 contaba con aproximadamente 16,800 trabajadores (equivalentes a tiempo completo).

Para más información, visite www.covestro.com.

Contacto:

Iván Cid, Teléfono: +52 (55) 5901-7539
ivan.cid@covestro.com

iBanco Mundial (2018). Los desechos a nivel mundial crecerán un 70% para 2050, a menos que se adopten medidas urgentes. Disponible en: https://www.bancomundial.org/es/news/press-release/2018/09/20/global-waste-to-grow-by-70-percent-by-2050-unless-urgent-action-is-taken-world-bank-report

iiEllen MacArthur Foundation (2018). Hacia una economía circular: motivos económicos para una transición acelerada. Pág. 3 Disponible en: https://www.ellenmacarthurfoundation.org/assets/downloads/publications/Executive_summary_SP.pdf

# # #

Afirmaciones prospectivas

El presente comunicado de prensa puede contener determinadas afirmaciones de carácter prospectivo basadas en supuestos y pronósticos actuales de la dirección de Covestro AG. Existen diversos riesgos, incertidumbres y otros factores, algunos conocidos y otros no, que pueden provocar que los resultados, la situación económica, la evolución y el rendimiento reales de la compañía en el futuro difieran sustancialmente de las estimaciones que aquí se realizan. Dichos factores incluyen los descritos por Covestro en informes publicados por la empresa, que pueden consultarse en el sitio web de Covestro www.covestro.com. La compañía no se compromete a actualizar dichas afirmaciones de carácter prospectivo ni a adaptarlas a sucesos o acontecimientos posteriores.